News and Facts about Cuba

La triple trampa

La triple trampa
Friday, February 25, 2011 | Por José Hugo Fernández

LA HABANA, Cuba, febrero (www.cubanet.org) – Utilizar equipos y técnicas
de última generación para detectar defectos en los viejos automóviles
estadounidenses que ruedan en las calles de Cuba, es como dedicarse a
matar moscas con misiles. Pues a eso se dedican en FICAV (Planta de
Revisión Técnica), entidad del Ministerio de que inspecciona
los vehículos para determinar si están o no aptos para la circulación.

En buena ley, ninguno de los dueños de ese tipo de autos particulares,
los renombrados almendrones, podría escapar ileso durante una inspección
en la sede habanera de FICAV, ubicada en la avenida de Rancho Boyeros.
Por lo menos es lo que debiera suceder, ya que no parece otra la
intención de quienes instalaron allí equipos que hoy mismo utiliza la
Mercedes Benz para sus chequeos técnicos.

Claro que como entre nosotros suele suceder cualquier cosa menos la que
debiera, en FICAV son muchos los choferes que escapan ilesos, aunque
para ello tengan que pasar la prueba de otras dos trampas, todavía más
caras y más tensas que esa trampa de origen que está contenida en la
propia inspección legal.

La primera de las otras dos trampas la encuentran en el mismo proceso de
inspección. Y es muy simple. Pagarán dinero extra por la izquierda para
sobornar a los funcionarios que realizan la inspección, o de lo
contrario no escapan.

Luego le sigue el tercero y último paso de la triple trampa mortal que
es FICAV, conocida por los choferes como el Somatón. Esta última no sólo
es la más abusadora, sino también la más insólita: cierre con broche de
oro del círculo kafkiano.

Una vez que se han librado ilesos de las dos primeras trampas, incluso
ya fuera del aérea de FICAV, los choferes tendrán que vérselas con los
azules (así les dicen, por el color de sus uniformes), inspectores
habituales de carretera, a los que, mejor que azules, tendrían que
llamarles marrones tirando a lila, que es el color de los billetes de 10
cuc, verdadero objetivo de sus acechos y pesquisas.

Sabiendo como saben que los almendrones no están aptos para pasar la
sofisticada prueba técnica, los azules se plantan en la carretera, muy
cerca de la salida de FICAV, y allí detienen a sus choferes y les piden
el documento que acredita que fueron aprobados. Para ambos, choferes y
azules, queda claro que ese documento es la prueba de que compraron la
inspección. Así que sobran las palabras: o sobornan también a los azules
o estos demuestran y denuncian el fraude.

Se verán horrores, nos adelantaba la Biblia (Apocalipsis 16,6), a
propósito del Armagedón. Lo que no advirtió es que íbamos a verlos
diariamente y en todas partes.

Nota: Los libros de este autor pueden ser adquiridos en la siguiente
dirección: http://www.amazon.com/-/e/B003DYC1R0

http://www.cubanet.org/articulos/la-triple-trampa/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Follow Us
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Google PlusCheck Our Feed
Donate for Servers
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Cubaverdad on Twitter
Archives