News and Facts about Cuba

Pasaje a lo desconocido

Pasaje a lo desconocido.
Friday, August 5, 2011 | Por Víctor Manuel Domínguez

LA HABANA, Cuba, agosto (www.cubanet.org) – En el artículo Del mal
comer, publicado en el diario El Nuevo Herald, por Alejandro Ríos, se
nos revelan algunas recetas que todavía causan nauseas a los
sobrevivientes de aquellos engendros culinarios de los años noventa.

De acuerdo con Ríos, por esa fecha se publicó el manual "Con nuestros
propios esfuerzos. Algunas experiencias para enfrentar el periodo
especial en tiempo de paz". Precedido por la frase de Fidel "Nada es
imposible para los que luchan", el manual sugería platos como embutidos
de toronja, hamburguesas de vísceras y picadillo de palma real, todo
esto frito o cocinado con naranja agria a falta de grasa.

Además, se podía consumir pizza de revoltillo sin queso, ensalada de
ceiba, flan de chícharos, helado de calabaza y bagazo de caña como fibra
dietética.

A veinte años de la publicación del manual, aún la cocina cubana tiene
cierta semejanza con la de aquellos años, que nos catapultó a la época
cavernaria.

Comer en Cuba hoy no es difícil. Lo difícil es alimentarse. Un pueblo
que consume inventos gastronómicos como el perro sin tripas, las
croquetas estructuradas, el picadillo texturizado y la masa cárnica con
extensores, no puede ser saludable. Salvo el pollo, lo demás es truco.

Es decir, seguimos en las mismas, aunque ahora con otras opciones de
comprar un kilo de carne de res o merluza, si se puede, pues su precio
es de diez y seis dólares, respectivamente, o sea, medio mes de sueldo
de cualquiera.

A fuerza de frijol con , huevo frito y boniato se llena la barriga
el cubano. El pollo y la carne de puerco son quizás para los fines de
semana y ocasiones especiales. El pan con jamón o croqueta, la tortilla
y la pizza con refresco instantáneo, son el tentempié más usado.

Por eso causó burlas entre los telespectadores cubanos los dos programas
Pasaje a lo desconocido, que conducidos por Reinaldo Taladrid y una
especialista invitada, versaron sobre los peligros de la chatarra.

Las inquietudes de que las pastas, el pollo, las hamburguesas, las
pizzas y los refrescos puedan contener niveles sustanciales de azúcares
refinados, grasas saturadas, sal y aditivos y que nos sean "alimentos
sanos", tiene a los cubanos sin cuidado. O comen eso, o nada.

Un grupo de jóvenes que hacían la cola para entrar al cine Yara,
consumían perros calientes acompañados con refrescos gaseados. Entre
risas y referencias al programa, decían que "los cubanos comemos por
debajo del nivel de chatarra".

"Cuánto dieran muchos por tener un pollo chatarra con papas fritas en el
almuerzo", dijo una joven. "O una hamburguesa con todos los ingredientes
como las del programa", expresó otra.

Una señora cuarentona que los escuchaba, con más ironía que rencor,
expresó: "El único pasaje desconocido para los cubanos es viajar a una
cola de langosta o a un simple filete de pescado".

La distancia entre comer algo y alimentarse no la han recorrido los
cubanos de a pie, ni en más de medio siglo de esfuerzos digestivos.

vicmadomingues55@gmail.com

http://www.cubanet.org/articulos/pasaje-a-lo-desconocido/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Follow Us
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Google PlusCheck Our Feed
Calender
Donate for Servers
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Translate
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Cubaverdad on Twitter
Archives