News and Facts about Cuba

En Cuba no hay que ayunar

En Cuba no hay que ayunar

Tania Quintero ~ Septiembre 19, 2012

Carta abierta a Martha Cabello:

Querida Martha, eres economista y lo sabes mejor que yo: en un país con

libreta de desde 1962, y en el cual una minoría es la que

cada día puede desayunar, almorzar y comer como dios manda, esos ayunos

y huelgas de hambre que últimamente se han puesto de moda en Cuba entre

presos políticos y opositores, no tienen justificación. Sí, algunos

logran llamar la atención en el exterior -en la isla muy pocos se

enteran- pero, ¿vale la pena ese tipo de 'publicidad' a costa del

deterioro de vuestro organismo?

Luego de ser noticia unos días o unas semanas, junto con los nombres de

los ayunantes y huelguistas de hambre van pasando al olvido sus

reclamos, a no ser que se produzca un fallecimiento. Entonces el suceso

acapara titulares: en el siglo 21, los medios de comunicación,

desgraciadamente, se alimentan de muertes, heridos, hechos sangrientos,

catástrofes, imágenes de guerra y . Mientras más, mejor.

Martha, para poder vivir y resistir en un régimen totalitario y

represivo como el cubano, hay que tratar de alimentarse, de cuidarse, de

estar sano física y mentalmente.

Te conozco desde 1996. El lunes 17 de marzo de 2003 fue la última vez

que conversamos. Fue en medio de otro ayuno, esa vez organizado por la

Asamblea para Promover la Sociedad Civil y la motivación era reclamar la

excarcelación de Oscar Elías Biscet. Ese día también por última vez vi a

un joven negro llamado Orlando Tamayo. Un mes después, el 16 de

mayo, cumplías 58 años y lo 'celebraste' en la cárcel.

Hoy, a tus 67 años y con una serie de padecimientos, sobrevivir a base

de es un verdadero suicidio. ¿Vale la pena, Martha, degradar la

a esos extremos para pedir la puesta en de un preso

político que no es pariente tuyo? Hace unos meses, tuvo cierta

repercusión el caso de Ernesto Borges. Al ser católico, se resolvió tras

la mediación del cardenal Jaime Ortega, quien inclusive llegó a hablar

con él en la prisión.

Ya que la iglesia católica cubana debutó como mediadora entre Raúl

Castro, los presos políticos, España y las , a raíz de la

muerte de Orlando Zapata, no sería mala idea que la iglesia no esperara

a que se produjeran desenlaces fatales y siga mediando entre el régimen

y la oposición.

Ahora mismo, era para que el cardenal Jaime Ortega ya se hubiera llegado

hasta tu casa y hubiera hablado contigo. Ortega sabe bien que desde niña

has sido una católica fiel. Es una lástima, Martha, que no tenga una

cámara digital, para tomarle una foto al pequeño librito, impreso en

España en 1949, que usaste para tu primera comunión y le regalaste a mi

nieta Yania cuando ella tenía 6 años -ahora tiene 18. Como sabes, no soy

creyente y no estoy bautizada. Pese a mi agnoticismo, durante muchos

domingos te acompañé a la misa de las 5 en la iglesia de San Juan del

Bosco, en Santa Catalina. Después de las diferencias que tuviste con el

cura de esa parroquia, decidiste asistir a las misas dominicales de los

Padres Pasionistas, mucho más lejos de tu casa y muy cercana a mi

domicilio en la Víbora.

No sé quiénes en estos momentos son las personas de confianza que tienes

a tu alrededor, pero considero que no te aprecian ni valoran lo

suficiente: no solo no han logrado quitarte de la cabeza ese ayuno que

puede acabar con tu vida, si no han dejado que te conviertan en

figurante de un circo. ¿Por qué en tu pequeño apartamento en la barriada

habanera de Santos Suárez han permitido la presencia de personas que

están aprovechándose de tu estado para deteriorar tu imagen? ¿Por qué

han permitido que te fotografíaran así en tu cama? Cuando en 2009 una

web publicó un teque con una foto que me pareció una burla y un

desprecio hacia ti y hacia mi primo Vladimiro, en mi publiqué un

post titulado ¿Por qué en esa foto Martha Beatriz y Vladimiro Roca

aparecen así, desmadejados?

En un que hace tres días envié a varios amigos, entre otras

cosas, escribí:

Lo de Martha Beatriz me tiene mal, no le encuentro sentido a esa huelga

de hambre, a su edad y con su salud. Su muerte no va a cambiar nada. No

debe darle ese gusto al régimen y a personajes con los cuales ella no

corta el bacalao. Estoy contra todas las huelgas de hambre en un país

donde lo que hay que hacer es lo contrario: alimentarse. Si Iván escribe

algo se subirá al blog Desde La Habana. Yo no escribiré nada, leeré las

notas hipócritas y melodramáticas de quienes no la conocieron (allá hay

disidentes que hablan bastante mal de ella, lo menos que dicen que es

mandona como una 'maestrica de '). Por mis 70, en octubre,

noviembre y diciembre, en mi blog, reproduciré posts dedicados a

mujeres, casi todos mios, entre ellos Martha Beatriz off the record,

publicado en Cubanet en el 2000. En otro post saldrá la foto que ella me

tomó en su casa el dia de mi 58 cumpleaños.

Dije que no iba a escribir sobre ti y estoy escribiendo. Hizo ya nueve

años de la última vez que hablamos, pero no hace un mes del último email

que me enviaste. Pese al tiempo y la distancia, sigues siendo mi amiga y

tú lo sabes. Quiero recordarte con ese vigor y claridad de cuando fuiste

uno de los miembros más destacados del Grupo de Trabajo de la Disidencia

Interna, junto a Vladimiro Roca Antúnez, René Gómez Manzano yFélix Bonne

Carcassés.

O al lado de Manuel Sánchez Herrero y Arnaldo Ramos Lauzurique en el

Instituto de Economistas Independientes. O como una de las organizadoras

de aquel memorable encuentro el 20 de mayo de 2005 (creo que no sabes

que ese día en el Luzerner Zeitung salió una entrevista que me hizo Geri

Krebs). O por haber estado al frente de la Asamblea para Promover la

Sociedad Civil, organización volcada hacia la gente y su comunidad, y

que la represión y los chivatos infiltrados por la Seguridad del Estado

contribuyeron a su deceso.

Es un método viejo, bien aprendido de la KGB y la Stasi. Pero mientras

exista, no cuajará ninguna acción democrática y popular. A no ser claro,

que esas 'acciones' sean propuestas y realizadas por algunos de los

muchos 'topos' que tratan de serrucharle el piso a los verdaderos

opositores cubanos, y de los cuales ni tu misma has podido librarte.

Martha, tienes un carácter bastante fuerte y difícil. Pero los

verdaderos amigos no son quienes sin rechistar te siguen, ni los que te

alaban y superficialmente escriben de ti. Sino aquéllos que discuten

contigo y tratan de convencerte de tus errores. Adoras a tu familia,

pero no sueles tenerla en cuenta a la hora de tomar decisiones.

Enviaré este texto a nuestro amigo común Arnaldo Ramos y a los

periodistas independientes con los cuales estoy en contacto en Cuba. Es

un intento porque desistas de esa innecesaria inmolación. También, si es

posible, hazle llegar mi mensaje a Antúnez, todavía más fuerte que tú.

Dos opositores de sus calibres no deben hacerle ese regalo al régimen:

entregarles gratuitamente sus vidas.

Desde Lucerna, te envío mi más sincero abrazo,

Tania Quintero Antúnez

18 de septiembre de 2012

http://opinion.infobae.com/tania-quintero/2012/09/19/en-cuba-no-hay-que-ayunar/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Follow Us
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Google PlusCheck Our Feed
Donate for Servers
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Cubaverdad on Twitter
Archives