News and Facts about Cuba

Fiscalía General de la República, imagen versus realidad

Fiscalía General de la República, imagen versus realidad
Un independiente cubano cuenta cómo ha sido su caso anta la ley
miércoles, enero 13, 2016 | Roberto Jesús Quiñones Haces

GUANTÁNAMO, Cuba.- La Fiscalía General de la República (FGR) es el
órgano encargado del control y la preservación de la legalidad, sobre la
base de la vigilancia del estricto cumplimiento de la Constitución, las
leyes y demás disposiciones legales por los organismos del Estado,
entidades económicas y sociales y por los ciudadanos, según dispone el
artículo 127 de la Constitución comunista.

En una entrevista concedida al periódico Granma el pasado 10 de
diciembre, el Fiscal General de la República, Darío Delgado Cura,
declaró que la Fiscalía debe actuar ante las violaciones de los derechos
constitucionales y las garantías legalmente establecidas, atender las
reclamaciones de los ciudadanos, investigarlas, resolverlas, y cuando
detecte violaciones ordenar el restablecimiento de la legalidad quebrantada.

Sin , Cuba es un país dicótomo. De un lado está la sociedad que
proyecta la prensa oficialista, dizque revolucionaria; en el otro, el
que esa prensa evade, el país real. Mi caso y otros que por razones de
espacio no abordaré ahora, así lo confirman.

Últimos detalles de otro abuso policial

Mi domicilio fue registrado el 5 de octubre del 2015. El objetivo fue
ocupar bienes subversivos. No soy un terrorista sino un escritor y
periodista independiente que jamás ha asesinado por la espalda a un
policía ni ha puesto una bomba en un parque o un cine, actos terroristas
que sí realizaron muchos de los que hoy ocupan posiciones de poder en
Cuba. Pero la Seguridad del Estado fue a mi casa con la encomienda de
ocupar objetos subversivos y los halló : Una laptop, una PC, un teléfono
en uso, otro roto, una cámara fotográfica nueva, varios
casetes, discos de música de jazz y cubana (entre ellos uno del
“subversivo” Compay Segundo, ¡qué diría el cubanísimo compadre!),
libros, mi agenda y dinero fruto de mi trabajo y de remesas enviadas
desde los por mis hijos y otros familiares que llevaba
meses ahorrando para el arreglo de mi casa.

No me entregaron constancia de la ocupación. Estuve detenido más de doce
horas y fui acusado por la presunta comisión de un delito de difusión de
noticias falsas contra la paz internacional. Hasta hoy no he sido citado
ni me han devuelto ningún bien. Lo expuesto constituye una violación de
la Constitución de la República y de la Ley de Procedimiento Penal.

El 9 de octubre del 2015 presenté una queja ante la Fiscalía Provincial
de Guantánamo. La fiscal Vilda Delgado Noa se negó a darme una
constancia de la presentación de mi queja aunque me aseguró que a más
tardar en treinta días hábiles sería citado.

No lo hicieron, así que el 3 de diciembre llamé por teléfono a dicha
Fiscalía y a la FGR. En ambos lugares me aseguraron que ese mismo día me
llamarían informándome de la situación. Tampoco lo hicieron.

El 4 de diciembre del 2015 me presenté en la Fiscalía Provincial y fui
atendido por la fiscal Karelia Suárez Manso, quien me aseguró que en una
semana me citaría. No lo hizo. Por tal razón solicité a un vecino que
iba a La Habana que presentara en mi nombre una nueva queja ante la
FGR, lo cual hizo el día 16 de diciembre del 2015, siendo recibida con
el Acuse de Recibo número 19.

El 29 de diciembre del 2015 fui citado por la Fiscalía Provincial. Allí
me recibió nuevamente la fiscal Karelia Suárez Manso, quien me dijo que
había trasladado mi queja a la jefatura de la Delegación Provincial del
Ministerio del Interior (MININT) y que debía dirigirme al Delegado. Al
preguntarle cuándo lo había hecho y por qué, me respondió que esa
información era confidencial.

Le pregunté sobre la segunda parte de mi queja, relacionada con el hecho
de que la Dirección Provincial de Justicia me inició en enero del 2014
un expediente para anular mi inscripción en el Registro de Juristas y no
acaba de pronunciarse, lo cual es una violación del artículo 10 de la
Constitución, e igualmente me respondió que debía dirigirme a esa entidad.

Es decir, acudí a la FGR pidiendo amparo jurídico y que se restableciera
la legalidad, y la respuesta de la entidad encargada de imponer la ley y
proteger los derechos de los ciudadanos me sumió en un desamparo aún
mayor al indicarme que debo entenderme con los violadores de la ley,
ahora convertidos por ella en jueces y partes. ¿De qué respeto a la
Constitución puede hablarse cuando la propia Fiscalía actúa así?

¿Qué hacer?

A pesar de lo narrado es necesario que ante cualquier violación de sus
derechos los perjudicados presenten una queja ante la Fiscalía de su
provincia y que si transcurren sesenta días hábiles sin recibir
respuesta o si ésta evidencia complicidad, también se quejen ante la
Fiscalía General de la República. Si la respuesta definitiva ratifica la
anterior ambas quejas deben reproducirse y ser remitidas a la Comisión
Cubana de y Reconciliación Nacional que dirige Elizardo
Sánchez Santa Cruz, a embajadores de países realmente comprometidos con
el respeto a los derechos humanos, a la OEA y al Alto Comisionado de los
Derechos Humanos de la ONU. Es importante que al dirigir esos documentos
a las personas mencionadas se expongan claramente las violaciones de la
legislación cubana y la internacional para que los foros internacionales
conozcan el desamparo en que se halla la oposición pacífica y cómo el
gobierno cubano discrimina por razones políticas a sus ciudadanos, así
como viola de forma sistemática su propia Constitución y derechos
humanos elementales.

La Corriente Agramontista de Abogados Independientes de Cuba, que dirige
el Dr. René Gómez Manzano, y Cubalex, dirigida por la Dra. Laritza
Diversent, están en condiciones de asesorar a todos los ciudadanos que
lo necesiten sin costo alguno.

He enviado dos correos electrónicos sobre mi caso a la secciones Acuse
de Recibo y Cartas a la Dirección, de los periódicos Juventud Rebelde y
Granma respectivamente. Dudo mucho que los publiquen. Sólo sé que el
silencio y la apatía consolidan la discriminación y terminan socavando
valores imprescindibles para cualquier sociedad.

Source: Fiscalía General de la República, imagen versus realidad |
Cubanet –
www.cubanet.org/actualidad-destacados/fiscalia-general-de-la-republica-imagen-versus-realidad/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Follow Us
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Google PlusCheck Our Feed
Donate for Servers
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Cubaverdad on Twitter
Archives