News and Facts about Cuba

Sonando en Cuba ¿el renacer de los espectáculos musicales?

Sonando en Cuba: ¿el renacer de los espectáculos musicales?
El concurso, organizado por Paulo FG, busca figuras noveles a lo largo
de la Isla
domingo, abril 3, 2016 | Ana León | 0 Comentarios

LA HABANA, Cuba.- Recién ha concluido la selección de los 24 finalistas
que participarán en la segunda entrega del espectáculo musical Sonando
en Cuba, programado para el próximo mes de octubre. Durante todo marzo
los organizadores del evento, liderados por el cantante Paulo FG, se
desplazaron primero a Bayamo, donde tuvieron lugar las audiciones de la
zona oriental; luego a Santa Clara para decidir los candidatos de la
región central, y finalmente a La Habana, donde fueron escuchados 950
aspirantes provenientes de todo occidente.

Sonando en Cuba es una convocatoria solo para cantantes aficionados de
cualquier parte de la Isla, sin importar su edad. Deben interpretar
géneros de la música popular cubana. En 2015 predominó la bailable, pero
este año el evento se ha abierto a todos los géneros, incluyendo la canción.

Durante la emotiva velada en el teatro Karl Marx, la noche del 2 de
abril subieron a escena diez concursantes que, tras deliberaciones del
jurado y voto del público, quedaron en ocho. La calidad de estos jóvenes
privilegiados, según Paulo FG, es equiparable a lo apreciado en las
provincias centrales y orientales. Todo parece indicar que en esta
edición los mentores y el jurado deberán emplearse a fondo para decidir,
con justicia, quiénes llegarán a la última noche.

De los jóvenes participantes hay que elogiar la calidad vocal y el
despliegue escénico. Cada uno interpretó un tema de la música popular
cubana, con especial predilección por la salsa y la timba; pero para
sorpresa del auditorio que aún conserva vívidos recuerdos de las
descargas bailables que aderezaron la edición anterior, en esta ocasión
varios aspirantes se decantaron por la canción, ya fuera bolero, balada
o filin.

Al carisma de los presentadores Yasbell y Jorge Martínez se unió la
presencia de Hayla, Osdalgia y el propio Paulo FG en la mesa del jurado.
El espectáculo abrió con una explosiva Karen Yisel —ganadora en 2015—,
que mucho ha crecido artísticamente. Muy metida en su rol de frontwoman,
timbera natural y con excelente don de público, demostró poseer un
amplio dominio escénico.

Otro tanto podría decirse del camagüeyano Rayner, salvado por el público
en la entrega anterior. Su gracia y refinamiento, combinados con buenas
dotes de improvisador, le permitieron defender dos clásicos de la música
popular bailable cubana: “Soy todo” (Van Van) y “Vivir lo nuestro”
(Adalberto Álvarez). Para este último compartió escenario con Rosalía,
quien disputara a Karen Yisel el gran premio en 2015. No pocos en el
público recordaron los ánimos y las expectativas divididos entre las dos
féminas que contendieron, en una lid de altos quilates, hasta el último
minuto. Rosalía -ganadora absoluta para muchos- ha demostrado ser una
sonera de clase, poseedora de encanto y sandunga como solo pueden
encontrarse en Santiago de Cuba.

Finalizado el dúo, subió a escena la primera concursante, Yulaisy
Miranda, con un “Químbara” que levantó al respetable en la platea y al
jurado en su Olimpo. Tributo a la inmensa Celia Cruz de una muchacha que
plantará voz y actitud a cuanto aspirante llegue de los cuatro puntos de
la Isla.

Le siguió Ángel David Naranjo con “Loco enamorado”, un tema de suave
ímpetu salsero que defendió con una voz preciosa y un garbo
diametralmente opuesto a la acostumbrada vulgaridad, o excesiva
afectación de la mayoría de los jóvenes cantantes de música bailable.

La primera sorpresa en cuanto a repertorio llegó con Duani Ramos, quien
eligió el bolero “Tres palabras”, de Orlando Ferrer. Su impecable
actuación, redondeada por un timbre abaritonado con matices del pop,
preparó al público para la cuarta concursante, Taymí Pérez, que subió a
escena para hacer gala de una potente voz, muy apropiada para el amplio
catálogo de la cancionística cubana.

Tras ella inició la curva descendente de la noche, con dos
presentaciones menos sólidas: “Ay, amor”, por José Carlos Amiot, y
“Sueño de cristal”, por Claudia Martínez. Minutos después el público
explotó con la simpatía y el desenfado de Yordano Brito al cantar
“Quiquiribú mandinga”, un son tan recurrido que se pensó no generaría ya
más sorpresas. Brillante actuación la de este joven.

Le siguió una mujer que fue, para esta autora, lo mejor de la noche.
Público y jurado en pie, conmovidos e impresionados, fue la respuesta a
la extraordinaria interpretación de Alisbet Revé. Una actuación
pasional, dramática, sensacional que hizo palidecer los llamados “nuevos
talentos femeninos” de la música cubana tanto como rememorar a virtuosas
intérpretes, de la talla de Annia Linares y Maggie Carlés, sumidas desde
hace años en el olvido más abyecto. Impresionantes la expresividad y el
temperamento de Alisbet Revé, así como el dominio de su formidable voz.
Recemos porque los mentores no echen a perder un diamante que refulge
per se.

Con el listón elevadísimo por la actuación de la joven, se presentó
Alcibiades Durruthy para cerrar muy dignamente la competición en clave
de timba.

Un intermezzo con Rosset -finalista 2015-, Osdalgia y el ex-charanguero
Peter Nieto – otra de las sorpresas de la noche, pues el muchacho lo
hace maravillosamente bien como solista-, dio paso a los veredictos.
Fueron eliminados José Carlos Amiot, Claudia Martínez y Ángel David
Naranjo; pero este último fue rescatado por el público en la ronda de
repechaje.

La velada terminó por todo lo alto, a cargo de Paulo FG. Con broche de
oro, en homenaje a los ocho seleccionados, regaló uno de sus hits más
pega’os: “La especulación de La Habana”. Amén del excelente show, la
calidad de los concursantes y el loable trabajo de la orquesta que
produjo 21 arreglos en una sola jornada, lo más importante es que
Sonando en Cuba ha comenzado el llenar el vacío en materia de
espectáculos musicales, un apartado de la creación artística en el cual
Cuba, décadas atrás, marcó tradición y paradigma. Enhorabuena a
ganadores, organizadores y público en general.

Source: Sonando en Cuba: ¿el renacer de los espectáculos musicales? |
Cubanet –
www.cubanet.org/actualidad-destacados/sonando-en-cuba-el-renacer-de-los-espectaculos-musicales/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Follow Us
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Google PlusCheck Our Feed
Donate for Servers
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Cubaverdad on Twitter
Archives