News and Facts about Cuba

La corrupción y sus agentes del ‘descontrol’ interno

La corrupción y sus agentes del ‘descontrol’ interno
Auditorías van y auditorías vienen, pero continúan los desfalcos
empresariales millonarios
Lunes, febrero 6, 2017 | Martha Cabello

LA HABANA, Cuba.- Se hicieron públicos los resultados a la XI
Comprobación Nacional del Control Interno; aunque para reflejar lo que
está pasando en esa materia, se debería decir del “Descontrol Interno”.
Cada vez que termina un período de trabajo la Contraloría General de la
República da a conocer los saldos, pero siempre son más deficientes que
los anteriores. Es como una preventiva que no funciona en los
pacientes.

En el discurso de clausura de la última sesión de la Asamblea Nacional
del Poder Popular, Raúl Castro señaló la inestabilidad de los cuadros
(dirigentes) como uno de los factores que inciden de manera negativa en
el ensayo que se lleva a cabo en las provincias de Mayabeque y Artemisa.

Pero ese es el hilo conductor al problema del descontrol. Hay que
recordar que para ser “cuadro de dirección”, primero que todo hay que
ser “revolucionario”, y bien se sabe la inmoralidad que existe en la
sociedad con respecto a este desgastado término. Muchos quieren hacer
ver que apoyan el régimen, por el solo hecho de mantenerse —dentro de
las pocas posibilidades de vivir algo mejor— que tienen los que agachan
la cabeza.

Cuando llega un nuevo “jefe” al poder, a cualquier nivel, primero que
todo busca satisfacer sus necesidades personales; en particular las de
, así que comienza por construirse una, o remodelar la que
tiene, y como si eso fuera poco, hemos constatado en ocasiones
dirigentes municipales que le hacen una casa a la madre, a la exesposa
que cuida de sus hijos y —¿por qué no?— a la novia o la amante. Para
ello disponen de todos los bienes en el nivel que están dirigiendo.

La corrupción se hace mayor con el desvío de recursos, en particular los
carros estatales para solucionar los problemas personales y de la
familia; producciones alimenticias, tanto agropecuarias como
industriales que se llevan a sus casas como parte de una “cuota extra”
de la de abastecimientos; bebidas alcohólicas y otras muchas
cosas más. Amén de lo que les “dejan caer” los “chicharrones”
(aduladores) que tienen debajo, que siempre que pueden dicen: “Esto es
para el jefe”.

Si después que este “súper cuadro” resolvió todas sus necesidades
—aunque son crecientes, según dice la propia filosofía—, lo quitan y lo
rebotan —algunas veces para abajo, pero otras para arriba—, el que viene
detrás vuelve a comenzar el ciclo de resolver sus problemas y la
acumulación de los desvíos se hace interminable.

Según la contralora jefa de la capital, Miriam Marbán González, la
pérdida de unos 1 377,5 millones de pesos llevado todo a moneda
nacional, evidencia el poco avance del cumplimiento de los Lineamientos
de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución. Traducido
al idioma del pueblo quiere decir que los “cuadros” se han excretado en
los Lineamientos.

La señora Marbán hizo referencia a la falta de fiabilidad en la
documentación primaria y a la inexistencia de la misma en algunos
lugares lo que implicó dejar de revisar ciertos objetivos en 13
entidades. Habría que recordarle a este personaje que el que roba no
deja rastros y si va a dejar de cumplir con lo establecido: ¿para qué
quiere un papelito?

Al igual que dicen en todas las conclusiones sobre inspecciones y
comprobaciones, detectaron que en el Sistema Empresarial existen
insuficiencias e indisciplinas por parte de los jefes, cuando hacen uso
de las pocas facultades de descentralización que en estos momentos
tienen. También se tomaron el trabajo de repetir algo que todo el mundo
sabe: “existe ineficiencia en la gestión”; eso es algo que sufre todo el
pueblo, porque afecta a la sociedad en general.

Lo que no explican los que hacen esta labor es qué medidas se toman para
poder solucionar los problemas que se detectan y que se repiten una y
otra vez, doquiera que se hagan estas auditorías, y que al parecer no
tienen salida; tampoco con los Lineamientos, que no evolucionan hacia un
camino de eficiencia perdido en tanta superficialidad económica, basada
en un control estatal que se les va de las manos, porque tienen mucho
que vigilar.

Después que la contralora general de la República, Gladys Bejerano
Portela, dijera que también las cooperativas no agropecuarias fueron
objeto de esta comprobación; la primera secretaria del Partido Comunista
de Cuba en la Ciudad de La Habana, Mercedes López Acea, señaló que tanto
el sector estatal como el no estatal deben ser comprobados y
controlados. Ambas no tomaron en cuenta que las Cooperativas No
Agropecuarias son anticonstitucionales y que, para hacer pasar esto por
alto, el régimen plantea que se encuentran en fase experimental.

Habría que preguntarse por qué se hace necesario auditar al sector no
estatal (entiéndase privado, palabra esta última que no quieren usar) si
las dependencias estatales, en su gran mayoría, tienen un gran
descontrol de los recursos y, como ellos mismos explicaron, ni siquiera
son capaces de contabilizar un documento.

Después de semejante información pública, ¿quién puede creer en
cualquier cifra que emita el régimen?

Source: La corrupción y sus agentes del ‘descontrol’ interno | Cubanet –
www.cubanet.org/opiniones/los-agentes-del-descontrol-interno/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Follow Us
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Google PlusCheck Our Feed
Donate for Servers
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Cubaverdad on Twitter
Archives