News and Facts about Cuba

Las medidas activas

Las medidas activas
2 Mayo, 2017 8:59 pm por Eduardo Prida

Miami, USA, Ed Prida, (PD) “Medidas activas” es un término operativo
utilizado por los soviéticos para las acciones de guerra política
llevadas a cabo en distintas épocas por los servicios de Contra
Inteligencia e Inteligencia.

La aparición de este concepto se remonta a la época de Pedro el Grande y
después notoriamente con la implementación de la represión desde el
mismo año 1917 con la usurpación del Poder en Rusia por el Partido
Bolchevique.

Los órganos represivos (GRU, DI, Cheka, OGPU, NKVD, KGB) buscaban
influir de manera deliberada y discreta para crear una situación
determinada de antemano que resultara ventajosa para los intereses del
ejecutor.

Se utiliza con mucha frecuencia creando situaciones para que los sucesos
se precipiten sin dejar huellas del verdadero ejecutor, complicando la
situación del adversario en el curso de los acontecimientos del ambiente
político, militar o tecnológico en que se opere.

Las medidas activas se pueden crear para facilitar la recolección de
información, y producir escenas que aparentemente sean las conocidas
como “políticamente correctos” al evaluarse las mismas por la opinión
pública.

Las medidas activas a distancia se ejecutan a través de los medios de
comunicación social, para crear rumores o estados de opinión, favorables
o desfavorables, sobre una persona o suceso.

También se crean manipulaciones o tergiversaciones sobre hechos o
factores enfiladas a precipitar acciones especiales que implican
diversos grados de . Pueden ser dentro del país o en el
extranjero. Pueden ser dirigidas a crear algún género de desinformación
o engaño sobre cierto suceso o persona de interés.

Se pueden utilizar diversos mecanismos tales como: desinformación,
contramedidas, propaganda, falsificación de documentos oficiales,
asesinatos, penetración de organizaciones o eliminación por diferentes
vías de líderes de oposición, chantaje, secuestro de líderes o sus
familiares.

Las medidas activas pueden diseñarse o ejecutarse con el patrocinio
clandestino de organizaciones aparentemente ajenas a la organización que
genera la medida activa o propósito político. Estas instituciones
paralelas, aparentemente independientes, pero con objetivos comunes,
crean la confusión en la opinión pública y el resultado final hace
aumentar el prestigio y poder de la institución que las crea, pues el
individuo medio alcanza la conclusión que la organización original
coincide en objetivos con otras que aparentemente son independientes.
Esta es una forma de romper prejuicios hacia ciertos conceptos
políticos, ya sea por rechazo o desprestigio de la organización fuente y
su filosofía de desempeño.

Por ejemplo, como norma, los partidos comunistas han navegado siempre en
bajo nivel de aceptación por su historia sangrienta de represión y
despojo de las propiedades individuales. Como medida activa, crean una o
varias organizaciones de diferentes nombres pero que de manera indirecta
buscan ciertos objetivos parecidos a los comunistas, sin ,
aparentemente se orientan a otros fines no comunes con el comunismo. Sin
embargo, la acción efectiva de estas organizaciones coincide con los
intereses políticos de los comunistas. Por esta razón, Josef Stalin los
categorizaba como “tontos útiles”. Por lo general, estas organizaciones
las orientan a romper las normas jurídicas para que sean los llamados
mártires de la causa, con operaciones de alto riesgo, como acciones de
terrorismo, asaltos, etc. Los comunistas, una vez obtenido el poder,
ignoran o eliminan, de una manera u otra, a estas personas.

Existen múltiples ejemplos en todos los países y época en que han
emergido organizaciones diseñadas y financiadas para cumplir objetivos,
y de muchos niveles de importancia. Por ejemplo, a nivel diplomático, el
Movimiento de Países No Alineados, cuyos integrantes coincidían en los
objetivos políticos y militares del Pacto de Varsovia; el Consejo
Mundial por la Paz, que servía a los intereses soviéticos al denunciar
el Complejo Militar Industrial de para crear un estado de
opinión entre los políticos y la opinión pública.

Partidos comunistas, socialistas y de oposición, guerras de liberación
nacional del Tercer Mundo, la insurgencia revolucionaria de grupos
criminales y terroristas, contaron con el apoyo de las agencias de
inteligencia de los Estados del bloque del Este, que les proporcionaban
inteligencia y los ayudaba a planificar operativos de asesinatos y otros
tipos de operaciones encubiertas.

El mayor retirado del KGB, general Oleg Kalugin ha descrito las medidas
activas como: “…el corazón y el alma de la inteligencia Soviética, no la
recolección de inteligencia y subversión, las medidas activas para
debilitar al Oeste, a la unidad de cuñas en las alianzas de la comunidad
occidental de todo tipo, especialmente de la OTAN, para sembrar la
discordia entre los aliados y debilitar a los Estados Unidos a los ojos
de la gente de Europa, Asia, África, América Latina y así preparar el
terreno en caso de que la guerra realmente ocurra”.

Había cursos especiales de medidas activas en el Instituto Andropov, de
la KGB, situado en la sede de la RCC, en Yasenevo, cerca de Moscú.

El jefe del Departamento de medidas activas era Yuri Modin, ex
controlador de los cinco agentes soviéticos dentro del MI5 britanico.

Algunas medidas activas contra los Estados Unidos fueron descritas en el
archivo Mitrojin.

A través de Philip Agee, intentaron desacreditar a la Agencia Central de
Inteligencia (CIA).

A Martin Luther King, Jr. intentaron desacreditarlo retratándolo como un
‘tío Tom’, que recibía secretamente subsidios del gobierno.

Con la llamada Operación Pandora intentaron agitar las tensiones
raciales. Hubo cartas falsas del Ku Klux Klan, envíos de paquetes
explosivos y difusión de rumores de que el asesinato de Luther King Jr.
había sido planeado por el gobierno de Estados Unidos.

También se valieron ampliamente de la teoría de la conspiración: que el
fluorado del potable buscaba el control de la población, que el
alunizaje fue un engaño y el dinero supuestamente utilizado por la NASA
fue en realidad utilizado por la CIA, que la Iniciativa de Defensa
Estratégica era algo así como ‘Stars War’, la historia de que el virus
del fue fabricado por científicos de Estados Unidos en Fort
Detrick, que fue difundida por el biólogo de origen ruso Jakob Segal.

Según Stanislav Lunev, GRU gastó más de 1 billón de dólares en los
movimientos de paz y contra la guerra de . Consideraban que “era
una ‘campaña exitosa y bien valía la pena el costo”. GRU y la KGB
ayudaron a financiar casi todo movimiento contra la guerra en
Norteamérica y en el extranjero.

Según Oleg Kalugin, “la inteligencia soviética era realmente
incomparable”. Preparaba todo tipo de congresos, de la paz, de jóvenes,
festivales, movimientos de mujeres, movimientos sindicales, campañas
contra los misiles norteamericanos en Europa y la bomba de neutrones.

Como las denuncias que el SIDA fue creado por la CIA, todo tipo de
falsificaciones fueron dirigidas a políticos, la comunidad académica y
el público en general.

Asegura Sergei Tretyakov que el KGB fue responsable de crear la historia
del invierno nuclear para detener los misiles Pershing II. Tretiakov
explica que Andropov quería evitar que los Estados Unidos desplegaran
sus misiles en Europa Occidental. La KGB utilizó el Comité Soviético por
la Paz, una organización del gobierno, para organizar y financiar las
manifestaciones en Europa contra las bases norteamericanas Un
falsificado ‘informe del fin del mundo’ por la Academia Soviética de
Ciencias sobre el efecto de una guerra nuclear sobre el clima fue
distribuida a los grupos pacifistas, el movimiento ambientalista y la
revista Ambio que llevó a un artículo clave sobre el tema en 1982.

Después de la II Guerra Mundial, los soviéticos desempeñaron un papel
clave en la instalación de gobiernos comunistas títeres en Europa
Oriental, la República Popular de , Corea del Norte y
posteriormente Afganistán. En ellos, de la represión política se
encargaban los servicios secretos, subordinados a la KGB.

Los servicios secretos soviéticos implementaron medidas activas contra
algunos gobernantes comunistas.

Los historiadores rusos Antón Antonov-Ovseenko y Edvard Radzinsky
sugieren que Joseph Stalin fue asesinado por órdenes del jefe del NKVD,
Lavrentiy Beria.

De acuerdo a Yevgeniya Alabts, el jefe de la KGB, Vladimir Semichastny,
estaba entre los conspiradores contra Nikita Khrushchev, en 1964, y el
jefe del KGB Yuri Andropov habría luchado por el poder con Leonid Brezhnev.

El golpe de estado de 1991 contra Mikhail Gorbachev fue organizado por
el jefe de la KGB Vladimir Kryuchkov.

El general Viktor Barannikov, ex jefe de la seguridad del estado, se
convirtió en uno de los líderes del levantamiento contra Boris Yeltsin
durante crisis constitucional de 1993.

El actual Servicio de Inteligencia Ruso (SVR) trabaja para socavar los
gobiernos de los ex satélites soviéticos como Polonia, los países
bálticos, Georgia, etc.

En 2006 varios oficiales del GRU fueron acusados por las autoridades de
Georgia de preparar sabotajes y actos terroristas

Entre 1921 y 1926 existió una organización clandestina denominada Unión
Monárquica de Rusia Central, que supuestamente combatía a los
bolcheviques, pero que en realidad había sido creada por la GPU. El
principal éxito de la operación fue atraer a Rusia a Boris Savinkov y
Sidney Reilly, quienes fueron arrestados y ejecutados.

Durante la Rebelión de los Basmachis en Asia Central, destacamentos
militares especiales soviéticos se enmascararon como rebeldes y
recibieron el apoyo de los servicios de inteligencia británicos y
turcos. Las operaciones de estos destacamentos facilitaron el colapso
Basmachi y condujeron al asesinato de Enver Pasha.

Luego del fin de la II Guerra Mundial, en los países bálticos, Polonia y
Ucrania occidental, agentes de la NKVD penetraron los movimientos que
luchaban por la independencia.

El teniente general Ion Mihai Pacepa afirmó haber tenido una
conversación con Nicolae Ceausescu, quien le dijo de los planes del
Kremlin para matar a los húngaros Laszlo Rajk e Imre Nagy, los rumanos
Lucretiu Patrascanu y Gheorghe Gheorghiu-Dej, los checos Rudolf Slánský
y Jan Masaryk, Reza Pahlevi, el Shah de Irán, Zia-ul-Haq, de
Paquistán y el italiano Palmiro Togliatti. y John F. Kennedy y Mao Zedong.

Pacepa habló también de un plan para asesinar a Mao Zedong, con la ayuda
de Lin Biao, organizado por la KGB, y afirma que entre los líderes de
los servicios de inteligencia rusos había la convicción de que la KGB
había estado implicada en el asesinato del presidente John F. Kennedy.

El segundo presidente de Afganistán, Hafizullah Amin, fue asesinado por
el Grupo Alpha del KGB en la operación Tormenta-333.

Los líderes separatistas de la República Chechena de Ichkeria, Dzhokhar
Dudaev, Zelimkhan Yandarbiev, Aslan Maskhadov, Abdul-Khalim Saidullaev
fueron asesinados por las fuerzas de la FSB.

Otros casos muy publicitados son los asesinatos de León Trotsky y del
búlgaro Georgi Markov.

También hubo denuncias de que el KGB estaba detrás del atentado contra
el Papa Juan Pablo II en 1981.

El senador Paolo Guzzanti (de Forza Italia), que trabajó en los archivos
de Mitrojin de 2003 a marzo de 2006, revivió la teoría de la ‘conexión
búlgara’ en el intento de asesinato del turco Mehmet Ali Agca contra el
Papa Juan Pablo II. Guzzanti, declaró que “más allá de cualquier duda
razonable, la KGB estaba detrás del atentado”.

El proyecto de informe italiano dice que la inteligencia militar
soviética y no la KGB, fue la responsable. En Rusia, el portavoz del
servicio de inteligencia exterior, Boris Labusov, calificó la acusación
como “un absurdo”.

Las investigaciones judiciales se cerraron en marzo de 2006. Hay varias
alegaciones muy controvertidas, como la de que Romano Prodi,quien fuera
primer ministro de Italia y presidente de la Comisión Europea, era “el
hombre de la KGB en Europa”.

Uno de los informantes del senador Paolo Guzzanti, Mario Scaramella, fue
detenido por difamación.

pridaissues@gmail.com; Prof. Ed Prida

Source: Las medidas activas | Primavera Digital –
primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/las-medidas-activas/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Follow Us
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Google PlusCheck Our Feed
Calender
Donate for Servers
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Cubaverdad on Twitter
Archives