News and Facts about Cuba

Trump, los oficialistas y la historia de Cuba

Trump, los oficialistas y la historia de Cuba
¿Hay alguna mentira en lo que ha dicho el de EEUU sobre el
régimen cubano?
Jueves, mayo 25, 2017 | Roberto Jesús Quiñones Haces

GUANTÁNAMO, Cuba.- El mensaje que el presidente norteamericano, Donald
Trump, envió al pueblo cubano el pasado 20 de mayo, al cumplirse el 115
aniversario de la proclamación de la República de Cuba, provocó airadas
reacciones en los medios oficialistas.

Ese mismo sábado, en la trasmisión del noticiero estelar de la
televisión cubana y en la del cierre, se leyó una nota en la que se
acusaba al presidente norteño de estar mal asesorado y que la
independencia que reconocía el pueblo cubano era la que se había
obtenido el primero de enero de 1959.

El pasado 22 de mayo, Oscar Sánchez Serra, uno de los subdirectores del
periódico Granma, también arremetió contra las declaraciones de Trump y
repitió lo mismo citado precedentemente. ¿Acaso podía ser de otra forma?

Obviamente, ninguno de los medios oficialistas cubanos ha publicado el
mensaje del presidente Trump para que el pueblo pueda leerlo.

¿Hay alguna mentira en lo que dijo Trump?

Según un despacho de la Agencia de noticias EFE publicado en ,
el presidente Donald Trump afirmó que el “despotismo cruel” no puede
apagar el anhelo de de los cubanos, quienes merecen un gobierno
que defienda de manera pacífica los “valores democráticos”.

El presidente hizo esa afirmación con motivo de su felicitación a “la
comunidad cubano-estadounidense y al pueblo de Cuba” por el Día de la
Independencia de Cuba, que se celebra cada 20 de mayo.

“El pueblo cubano merece un Gobierno que de manera pacífica defienda los
valores democráticos, las libertades económicas, las libertades
religiosas y los . Y mi administración está comprometida
con el logro de esa visión”, subrayó Trump.

El mandatario recordó a “patriotas como José Martí, quien se dedicó a
hacer de Cuba una nación económicamente competitiva y políticamente
autónoma”.

“Él -remarcó- nos recuerda que el despotismo cruel no puede extinguir la
llama de la libertad en los corazones de los cubanos, y que la
injusta no puede alterar los sueños de los cubanos para sus
hijos de vivir libres sin opresión”.

El gobernante republicano también honró a “las generaciones de
cubano-estadounidenses que han hecho contribuciones destacadas a nuestro
país al compartir su cultura y talentos”.

“Dios bendiga al pueblo de Cuba y a nuestros amigos
cubano-estadounidenses que llaman hogar a los ”, agregó Trump.

Esas fueron sus palabras.

¿Qué república era aquella?

El pasado es irreversible y los intentos por manipularlo sólo hacen
mella en quienes lo ignoran. Artículos como el de Sánchez Serra pueden
hacer diana dentro de ese grupo, porque en medio de verdades
irrebatibles, como el estado de dependencia a los EE.UU- al que la nueva
república estuvo sometida hasta los años treinta del pasado siglo-, el
periodista inserta sus tergiversaciones.

Afirma que en las elecciones de junio de 1900 no votaron las mujeres,
como si ello fuera un derecho universal que la nueva república
vulneraba. En realidad ese derecho fue conquistado por las féminas de
gran parte del mundo mucho después, excepto en la Rusia soviética.
Menciona que el Partido Revolucionario Cubano fue disuelto once días
antes de que fuera firmado el Tratado de París, desconociendo que José
Martí creó ese partido como fuerza dirigente de la guerra y que en una
de sus bases fundacionales estaba contemplada su disolución una vez
terminada la contienda.

El 20 de mayo nació la república cubana con su soberanía mutilada, es
cierto, pero república al fin, su proclamación fue el corolario de más
de tres décadas de lucha, un acontecimiento que unió como nunca antes a
los cubanos y que potenció el despertar dela conciencia nacional. Esa
república, con todos sus defectos, también obtuvo éxitos económicos y
sociales que situaron a Cuba a la vanguardia de Latinoamérica, a pesar
de la corrupción y el despotismo, males que aún subsisten, aunque ahora
no pueden ser denunciados porque el castrismo eliminó la circulación de
la prensa libre.

En el ámbito de la cultura, donde los comunistas pretenden hacer creer
que todo fue hecho después de 1959, también hubo logros significativos.
Instituciones como la Biblioteca Nacional, la Academia de Historia, la
de Artes y Letras, el Museo Nacional, la Academia Cubana de la Lengua
Española, la de Ciencias, la de Educación, la Junta Nacional de
Arqueología e instituciones privadas como el Ateneo, la Sociedad de
Conferencias, la Popular, la Sociedad de Folklore, la
Sociedad Pro Arte Musical y otras de alcance nacional se crearon antes
de 1959. En esa época circularon en Cuba más de medio millar de revistas
y una enorme cantidad de periódicos de alcance nacional y territorial y
nuestro país fue pionero en las emisiones de radio y televisión a nivel
continental.

En cuanto a la práctica de libertades civiles y políticas antes del
fatídico golpe de estado del 10 de marzo de 1952, remitiría al
articulista a la lectura de La historia me absolverá, donde el propio
reconoce que esas libertades existían antes de la dictadura
de Batista.

Afirmar, como lo hace Oscar Sánchez Serra, que Cuba debe su
independencia al liderazgo de Fidel Castro, no es sólo un acto de
ignorancia, sino de profundo irrespeto hacia quienes lucharon en
nuestras gestas independentistas contra el colonialismo español para
obtener la libertad.

Source: Trump, los oficialistas y la historia de Cuba CubanetCubanet –
www.cubanet.org/destacados/trump-los-oficialistas-y-la-historia-de-cuba/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Follow Us
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Google PlusCheck Our Feed
Calender
Donate for Servers
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Cubaverdad on Twitter
Archives