News and Facts about Cuba

Aquella historia entre Batista y Raúl Castro

Aquella historia entre Batista y Raúl Castro
El actual gobernante cubano estuvo en brazos del ‘Hombre Fuerte de Cuba’
Viernes, julio 7, 2017 | Tania Díaz Castro

LA HABANA, Cuba.- Como si de esa forma lograran que la tierra se la
tragara, los periodistas oficialistas, pertenecientes a la dictadura
cubana, se han negado a contar aquella historia tan peculiar, grotesca e
inverosímil, durante más de medio siglo.

Tuvo que ser Nikolai Serguéievich Leonov, retirado de la KGB y biógrafo
de Raúl Castro, quien la contara con pelos y señales en su libro sobre
el actual jefe de estado de la isla (Raúl Castro, un hombre en
Revolución, Editorial Capitán San Luis, 2015, La Habana).

Antes lo habían dicho algunas personalidades cubanas del exilio, pero
puestas siempre en entredicho, como suele calificarse a todo el que no
profese con el comunismo castrista.

En la página 57 de la biografía de Raúl Castro, escrita por el señor
Leonov, está todo narrado.

Comienza contando este gran amigo del cubano cómo, en cierta
ocasión, Fidel y Raúl fueron expulsados del colegio Hermanos de La
Salle, en Santiago de Cuba, y de cómo el director dijo a Ángel, el
padre, que sus hijos “eran los bandidos más grandes que habían estudiado
en el colegio”.

Tan bandidos, según Leonov, que Fidel, bajo protesta, “amenazó con
incendiar la casa de Birán, si no era enviado de nuevo a la ”.

Sí, la casa cogió candela, pero unos años después.

Raúl, en cambio, se alegró de volver a la plena de Birán.
Odiaba la disciplina escolar, que veía como “una cárcel”.

En 1937, teniendo Raúl seis años, fue matriculado de nuevo en otra
escuela, esta vez de disciplina cívico-militar, en la misma región. Se
trataba una de las fundadas por iniciativa del Coronel Fulgencio Batista
para lograr futuros cuadros militares en sus próximos planes políticos y
donde los maestros eran por lo general sus sargentos de mayor confianza.

En aquella escuela comenzó la carrera militar de Raúl, donde aparece en
fotos con sus uniformes de gala, de tropa y de guardia rural.

En 1938, Batista acudió a una de aquellas escuelas, donde conoció al
niño Raúl. La idea de presentarlo había sido de su profesor, el sargento
Armando Núñez Castillo, quien lo entrenó para que representara al grupo
y dijera unas palabras ante Batista.

Cuando Batista vio al pequeño, éste le dijo: “Señor coronel Fulgencio
Batista y Zaldívar, ¡a nombre de los estudiantes de la escuela
cívico-militar de Birán Uno, solicito de usted ascender a nuestro
Sargento al grado de teniente”.

Dice Leonov que Batista respondió estupefacto. Yo diría más bien
conmovido, pues cargando en brazos al pequeño y besándolo, sonriente, le
dijo: “Bien, lo cumpliré”.

En los días finales de 1958, Batista renuncia y se marcha de Cuba. Los
hermanos Castro ocupan su lugar. Según Leonov, a mediados de 1959 “se
descubre un documento en los archivos de la tiranía, donde el teniente
Núñez Castillo se disculpa ante Batista por haber sido profesor de Raúl,
a quien califica de ‘una fiera sangrienta’”.

La historia seguramente continúa, pero Leonov la termina ahí.

Nada más se sabe del teniente Armando Núñez Castillo. Por ejemplo, si a
consecuencia de aquel documento acusador, engrosó las filas de los cinco
mil fusilados durante los primeros años de la Revolución, o fue
perdonado por Raúl, algo que pudiera sorprender a muchos.

Source: Aquella historia entre Batista y Raúl Castro CubanetCubanet –
www.cubanet.org/opiniones/aquella-historia-entre-batista-y-raul-castro/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Follow Us
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Google PlusCheck Our Feed
Calender
July 2017
MTWTFSS
« Jun  
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31 
Donate for Servers
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Cubaverdad on Twitter
Archives